Misceláneas PH

3 tips anti-pereza (fotográfica)

enero 30, 2018

 

Querés sacar lindas fotos y sabés que para eso necesitás práctica. Pero cada vez que te hacés un lugar en la agenda para dedicarle a esta actividad, te acordás que 1) tenés que poner ropa a lavar 2) tenés que ir al súper 3) tenés que ordenar los placares 4) el pasto está altísimo y las plantitas llenas de yuyos 5) mejor lo dejo para cuando tenga más ganas… y así la lista puede seguir hasta el infinito. Se nota, está claro: estás procastinando otra vez y ahora le tocó a la fotografía. Puede ser que eso responda a algún miedito interno (tal vez esté hablando de mi caso, ejem…) o por lo que sea. Pero siempre dejás para otro momento algo que te gusta tanto hacer.

Así que, a menos que seas mi amiga R, estos tips para sacudirte la pereza y agarrar la cámara pueden servirte. Son los que a mí me funcionan -casi- siempre.

 

#1 – Tener la cámara a mano

Es muy difícil que pongas manos a la cámara si además de todo lo anterior tenés que ir a revolver rincones para ver dónde cornos la guardaste. Es una razón más para postergar la actividad: no tengo ganas de buscarla. Probablemente hasta incluso tengas que llevarte una escalerita o la silla porque no llegás a alcanzarla. Qué garrón. Seguro está en el fondo del placard, o en la parte más alta, adentro de la funda o de la mochila o de donde sea.

 

 

Entonces ¿por qué no dejarla a mano? Lo que se me ocurrió a mí fue buscarme un gancho bien potente y hacer de los bolsos de fotografía, parte del entorno y la decoración. Los ubiqué junto al escritorio creativo y quedaron di-vi-nos. Si sos de las que les gustan las fotos de momentos del día a día, tener la cámara al alcance hace que rápidamente puedas registrar un momento cotidiano pero muy valioso. Claro que en la era de los celus todo se reduce a eso ¿cierto? La cámara no está pero registrás igual. Lo sé, pero este post está apuntado a quienes están interesad@s por la fotografía artística. Y entre ellos los que, como yo, no tienen el iPhonemilquinientos con el que lasfotostequedanigualiiiiiitasqueconunareflexyyanousolacámara …  🙄

 

 

Si tenés hijos, las cuentas de Instagram @silvialobarte, @izaskun_mg y @clarabmartin pueden inspirarte y hacer que te decidas. Las dos primeras tienen ¡3! varones. Los de Silvia son grandecitos y cómo se dejan sacar tantas fotos aún, es un misterio para mí. Los de Izaskun son tres bebotes y éste es un caso particularmente admirable porque aún así se hace tiempo para fotografiarlos y subir una cada día. Y Clara tiene dos nenas. Soy fan de su estilo. Hay muchísimas más cuentas así, solo fueron tres ejemplos pero variados para que veas que no importa cómo se componga la familia, siempre pueden capturarse momentos hermosos. Yo inmortalizo los momentos de Papel de Cuete.

Me fui al pasto con el #1. Pasemos al #2.

 

#2 – Buscá un proyecto que te motive y se adapte a tus posibilidades

Hace algún tiempo te hablé de Enero verde. Éste fue el proyecto que elegí para animarme a hacer públicas mis fotos pero también para “obligarme” a practicar y practicar y practicar. Fue un desafío de creatividad y aprendizaje. Durante todo Enero de 2017 me dispuse a subir una foto por día cuyo color principal fuera el verde.

Cuando te digo “(…) se adapte a tus posibilidades” me refiero a que no te pongas una meta enaaaarrrrrrrme porque es posible que no la cumplas, te frustres y abandones la cámara… de nuevo. Por ejemplo, enero verde ya dice bastante: no me propuse el año entero (estaba apenas arrancando), me propuse solo un mes a ver cómo me iba, qué tan difícil se me hacía, si me sentía cómoda, motivada, etc. Y dentro de lo que podía hacer para subir una foto a diario, elegí algo que fuera dentro de todo no tan difícil. Elegí un color, el verde, que se ve en todos lados (sí, también en San Juan).

 

 

Cada momento de tu vida, cada etapa de tu crecimiento fotográfico tendrá proyectos que se le adapten mejor. A veces más largos, más cortos, más desafiantes o más simples. El fotógrafo mendocino Matín Orozco @martinorozco (Instagram) va por su tercer año de 365 retratos. ¡Tres años de hacer una foto por día de retrato! Y no solo eso sino que además debajo de cada foto deja la historia súper interesante de la toma. Y Clara @clarabmartin se aventuró a completar 52s Hermanas: una foto por semana durante un año de sus dos hijitas juntas. Hay muchísimas variantes. Infinitas. Navegá por la web buscando opciones o inspirándote para que se te ocurra alguno que mejor se adapte a tu vida. ¿Qué te parece un autorretrato por semana? ¿Te animarías a enfrentarte a vos mism@? Podría ser de cuerpo entero, de espalda, de una parte de vos, de tu cara, etc.. Un año entero, 52 fotos para el autoconocimiento y el de tu cámara.

 

#3 – Dale scroll hasta las primeras publicaciones de tus fotógrafos favoritos

No sé si estoy en condiciones de agregar algo más… lo dejé todo en el título 😂 Este punto es meramente inspiracional y tal vez más apuntado a cuando hay ciertas “trabitas mentales” como las he tenido (y aún las tengo) yo. Cuando te invade el desánimo porque las cosas no salen como querés. O cuando buscando inspiración en los fotógrafos que más te gustan, en vez de impulsarte te desanima porque “nunca voy a poder hacer algo así”. Y no te hablo de grandes fotógrafos de la historia. Te hablo de quienes te gustan mucho ya sean profesionales de estos tiempos o aficionados como vos. Ves a esa mujer que trabaja todo el día en xcosa pero que hace unas fotos fantásticas ¡con nada!, ese mood, esa sensación hermosa que transmite, el estilo, la edición. WHY?? O el fotógrafo de bodas que es lo más y no terminás de entender qué es lo que hace su trabajo tan especial. ¿Por qué todo está tan a años luz de lo tuyo?

Tengo una buena noticia: ellos también estuvieron a años luz de lo que hacen ahora. Haceme caso, dale a la ruedita del mouse en el portfolio de su página, en sus primeras bodas, en sus primeras sesiones. O deslizá el dedo en tu teléfono hasta que la cuenta de Instagram haga tope. Buscá sus inicios, sus orígenes. A veces no son tantos años más atrás pero sin dudarlo, sí han sido millones de clicks. Y ésto te está diciendo algo buenísimo: vos también podés. Ellos no nacieron haciendo lo que muestran hoy (y gracias a Dios no borraron lo que hacían antes). A veces -muchas- ni siquiera tuvieron una educación fotográfica formal en la universidad. Ellos evolucionaron porque no soltaron la cámara. Porque continuaron capturando, editando, aprendiendo, practicando, probando, fallando y volviendo sobre sus pasos para encontrar otro camino que les gustara más.

Los dos ejemplos de abajo son de Luna de Gras y Gus Hildebrandt. Adoro lo que hacen y aunque lo que muestro acá ya se ve lindo, tengo el ojo tan entrenado a su trabajo actual que la diferencia se nota mucho para mí. Eso es lo que me da la pauta de la evolución hermosa que van logrando.

 

 

Una vez una fotógrafa -cuyo trabajo me vuelve loca- me dijo (textual porque fue por chat):

 

Yo estudié tres años la carrera, pero sinceramente aprendí trabajando. De todo lo que sé hoy, no me enseñaron nada. Incluso también aprendí mucho por internet, en foros, leyendo y de practicar. Eso es mejor que cualquier escuela.

 

Así que me parece que esa es una gran GRAN motivación. Y ojo que también puede funcionar con vos mism@. Si ya tenés un caminito de práctica recorrido, aunque no sea muy largo, mirá tus primeras fotos. ¿Lo has hecho ya? ¿Notás tu evolución?

 

Espero que te sirvan estos tips y que no sueltes la cámara si en verdad es lo que te gusta. No me olvido de mi amiga R. ¿Por qué no le influiría demasiado este post? Porque ella es lanzada y entusiasta. Desde que se compró su cámara (sin saber siquiera lo que era el triángulo sagrado de velocidad-apertura-ISO) se sintió fotógrafa. Si le tuvo miedo, nunca se le notó. A los reparos que yo hubiese tenido conmigo misma los pasó de largo sin siquiera darse cuenta. Si la veían con el equipo y le preguntaban si era fotógrafa, decía que sí. ESA es la actitud. Eso es lo que te hace ser mejor y mejor. Lo que te hace ser feliz cuando hacés lo que amás.

 

También puede interesarte

9 Comentarios

  • Responder Irene enero 30, 2018 at 10:29

    Una vez más me encanta leerte!!!cuanta razón en lo que dices! Y lo de hacer proyectos me ha encantado! Te evita pensar y darle vueltas a la cabezota! De hecho hay un punto que he pensado que lo decías para mí! Jijiji…
    Un abrazo!

    • Lula
      Responder Lula enero 31, 2018 at 08:48

      Muchas gracias, Irene! Sí, hay muchos proyectos dando vueltas por la www 🙂 Hay que animársele a alguno o inventarlo 😉 que medio en eso ando, jeje. Besotes, guapa!

  • Responder Errerrita enero 30, 2018 at 13:16

    Y yo que venía a buscar inspiración… vaya con que sorpresa me encuentro!!! Te quieroooo!!!

    • Lula
      Responder Lula enero 31, 2018 at 08:50

      Bella mi amiga! Tu actitud desenfadada es mi cuarto tip. Cuando me trabo en mis rollos, siempre me acuerdo de vos. Por las dichas y otras cosas. Te quiero! Para -más- inspiración seguramente haya una segunda parte 😉

  • Responder Marilyn enero 30, 2018 at 14:39

    Ando pensando lo de 52 S HermanOs 😍 Alguna semana comenzaré, no hace falta ir con el calendario, no!? Jajaj
    Besoooossss

    • Lula
      Responder Lula enero 31, 2018 at 08:54

      Siempre pensé que tu situación de los chiquis era IDEAL! Justamente porque tengo muy presentes las cuentas que mencionaba. No es excusa que se muevan mucho! Más bien un desafío para aprender e investigar la cámara (velocidades y otros truquillos). Yo que vos pondría manos a la cámara ¡YA! Antes de que sigan creciendo. Claro que arrancás cuando querés! Así que no tenés excusas 😉 Ah, una cosa que no mencioné: Clara hizo un fotolibro con el resultado 😉 Besos!!

      • Responder Marilyn enero 31, 2018 at 15:02

        Siii, vi el fotolibro, un sueño!!!
        Después del #febrerosinedulcorantes arranco (que nervios) 😊

  • Responder Ximena enero 30, 2018 at 17:14

    Genial! Me hiciste acordar que mi papá anda diciendo por todos lados que soy fotógrafa profesional Jajaja pero una vez me dijo: si podés hacerlo porque no?? LO único que nos frena son los miedos.
    Me encanta leer tus entradas del blog, pero me distraje y me salté a papel de cuete 😂. Saludos 🌱 @ximelotus 😏

    • Lula
      Responder Lula enero 31, 2018 at 08:58

      Gracias Xime!!! Mi Papelito siempre distrae, amorcito mío, jajaja!! Es así, no hacemos nada a causa de los miedos y mientras nos vamos perdiendo años. Miedo a qué? A que no salga? Menos salen las cosas si no intentamos hacerlas. Ese es “el fracaso” y nada de lo demás. Lo demás es aprendizaje. Beso grande!! Gracias por pasar por aquí y por tu buena onda! 🙂

    Dejá un comentario