Libros

Dos de Aniko

febrero 13, 2018

 

A Aniko la “conocí” a través de Ainara. A Ainara a través del blog de viajes Salta Conmigo y a este blog no me acuerdo ya. Ainara tiene un blog de fotografía de viajes y es española. Una vez recomendó ver lo que hacía Aniko -argentina-, y mencionó su libro Días de Viaje.  Desde entonces fueron horas frenéticas de navegar por sus dos blogs: el de viajes y el de escritura. El primero se llama Viajando por ahí y el otro escribir.me .

Aniko, quien es viajera y escritora, fue la causante de que se me abriera la puerta a un mundo gigante de creatividad. Cada vez que descubría algo nuevo el corazón me saltaba del cuerpo y no paraba de abrir más y más pestañas. Gracias a ella conocí muchas cosas que no sabía que existían. Algunas: Flow Magazine, Book Depository, Postcrossing, la existencia de journals y muchos libros hermosos de diferentes ramas creativas. Es mi manera preferida de descubrir nuevas cosas interesantes. Con ese tipo de cadenas.

Podría seguir hablando largamente de sus blogs pero hoy quiero hablar de los dos libros de relatos que escribió 100% Aniko. Tiene otro escrito en conjunto con otras chicas que viajan que se llama justamente Viajeras y recientemente lanzó su propio journal de viaje titulado Mapa subjetivo de viaje.

 

 

Quiero aclarar que lo que viene a continuación está lejos de pretender ser una crítica literaria. Es solo compartir mi experiencia y lo que me generó leerlos.

 

Días de Viaje

Hace años que Aniko escribe sus cuadernos. Toda su vida lo hizo. Según ella fue mutando en la manera de volcar contenidos y qué contar. Lo cierto es que este primer libro, publicado en el 2013, es el resultado de muchos de los relatos de sus cuadernos. Relatos nacidos de vivencias que atravesó a lo largo de miles de kilómetros y muchas culturas, desde que comenzó a viajar en el 2008.

Por qué comenzó a viajar, desde cuándo lo venía pensando, si la apoyaron o trataron de convencerla de que no lo hiciera. ¿Estudió y/o trabajó de algo que no tenía que ver con los viajes antes de lanzarse a la aventura? ¿Hace falta tener mucho dinero para viajar? Las emociones al conocer una ciudad nueva y aquellas al volver a su Buenos Aires natal. ¿Por qué a veces las ciudades tienen color y otras veces son tan inevitablemente grises? ¿Cuál es el top-ten de preguntas que tuvo que responder más de un millar de veces? ¿Tiene lugar el amor en este tipo de vida? Y, principalmente, por qué viaja (y por qué vuelve).

Las páginas de este libro se me escurrieron como arena entre los dedos, leyendo los relatos de una joven mujer que deseaba con todo su ser viajar como un modo de vida pero se enfrentaba a la vez a tantos miedos y preguntas. Y más tarde y sin cambiar de libro, leyendo los de una mujer que había vivido situaciones inverosímiles en lugares que también eran parte de este planeta. Lo juro, Google Maps los encuentra.

 

 

Leerlo llevó a preguntarme qué es lo que estuve haciendo todos estos años mientras ella vivía todo eso -tenemos casi la misma edad-. Sus crónicas hacen que sientas lo ordinaria que ha sido tu vida; tomar conciencia del peso de la rutina aún cuando creías que la tuya tenía un poco de diferente al resto de las que conocés bien. ¡Que no se malinterpreten estas palabras! No lo hace de mala. No te hace sentir mal. Pero el contraste en la misma cantidad de años transcurridos es muy fuerte. Aniko parece haber vivido mil vidas más que cualquiera en una misma linea de tiempo.

Días de Viaje son relatos de experiencias, al igual que su blog de viajes. En el blog no encontrás “los 5 imperdibles de Lalilandia” y si están, aparecen con vuelta de tuerca, seguro. No es un blog más para armar tu itinerario de viaje. Es un blog para motivarte a hacer viajes extra-ordinarios. Esa es la línea que sigue este libro lleno de relatos jugosos que van a dejarte tambaleando un rato (y en los cuales vas a encontrar más veces que en cualquier otro lugar, escrita la palabra oníric@). En sus últimas páginas hay una advertencia: ella no se hace responsable si, después de leerla, armaste la mochila y te fuiste a viajar por ahí.

En la contratapa declara:

 

Las historias de este libro me pasaron viajando por ahí, y ahora, vistas desde Argentina, me parecen fantásticas, absurdas, oníricas.

 

Ya lo creo, Aniko.

 

El síndrome de París

“(…) Es algo que le pasa a muchos japoneses y asiáticos cuando viajan por primera vez a París. Tienen una imagen tan idealizada, romántica y perfecta de la ciudad, que cuando llegan y ven que es muy distinta a lo que se imaginaban les agarra una depresión y una tristeza muy fuertes. Muchos entran en crisis nerviosa y los tienen que tratar, pasa tanto que incluso hay médicos especializados en eso.”

Esa definición está dentro del libro en el marco de una conversación que Aniko relata cuando se entera que existía algo así. Ese extracto está en su blog de viajes también. Desde que conozco este concepto me pregunto cuánto más puede haber en esas cabecitas asiáticas para que París los decepcione…

 

 

Este fenómeno relacionado con la capital francesa y su experiencia de haber logrado un modo de vida viajero se tocan en un punto: la desilusión. Por eso el nombre de su segundo libro es El síndrome de París.

En esta oportunidad sigue contando el mundo a través de vivencias personales y quizá hasta más íntimas. Reflexiones de la vida y la muerte toman lugar y van transformándose a lo largo de los días y de los kilómetros. De las personas, de los lugares. Un suceso esotérico deja un puñado de certezas y una incógnita. Otro amor llega a su vida pero teme que tenga el mismo destino que los anteriores. Ciudades y pueblos la esperan y las calles se vacían del gentío para que pueda absorberlas todas ella. Es el momento de transitar la historia de sus antepasados y hasta allí se va. Asaltada por la incertidumbre del curso que le ha dado a su vida, va probando nuevas maneras de viajar.

La ciudad a la cual le hace el primer mapa subjetivo la enamora y comienza a sentir la necesidad de un lugar al cual volver cada tanto. ¿Qué hará con eso? Para saberlo tal vez tengas que ir un poquito más allá de los libros y seguirla en las redes y blogs.

 

 

Si me tengo que jugar, voy por Días de Viaje. Fue mi preferido pero ésto no quiere decir nada, es meramente personal. De ninguna manera hubiera dejado de leer El Síndrome de París. Puede deberse a que el impacto estuvo dado por el primero y del segundo esperaba que hablara de otra manera de esa decepción. Sin embargo, recomiendo ambos. Están narrados en primera persona y a corazón abierto y vale la pena enriquecerse con otras formas de vida aunque solo sea a través de la lectura.

 

 

Algunos datos:

 

📚 Días de viaje tiene habilitado el prólogo y un capítulo para que puedas leerlos gratis en su página

📚 Hacen envíos a todo el mundo

📚 Hay combos promocionales para comprar más de un libro y señaladores

📚 También tienen las versiones e-book

 

 

 

Podés conocer más de Aniko Villalba viendo entrevistas en Youtube. ¡Hay miles! porque bloggeros de todas partes la han entrevistado además de que podés encontrar entrevistas de radio, tele y medios digitales.

 

 

 

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Responder Marilyn febrero 13, 2018 at 10:24

    Qué ganas de leerlos!!! Qué ganas de viajar!!! 😊

    • Lula
      Responder Lula febrero 13, 2018 at 11:47

      Síiiiiiii!!!! Y cuando cumplís las primeras ‘ganas’ se incrementan las segundas, jaja! 😚

    Dejá un comentario