Lugares

Jardines en la ciudad

noviembre 7, 2017

 

En Buenos Aires hay varios espacios que sirven como pulmoncitos de la ciudad. Bellos espacios verdes para descansar de tanto cemento y respirar el aire un poco más puro adentro de estos micro paraísos de follaje y flores.

 

Hoy traigo dos: el Jardín Botánico y el Jardín Japonés

 

Me encantan los jardines botánicos. Me parecen mágicos. Respirar esa humedad, pasear por los laberintos de hiedras y grandes hojas me llenan los pulmones y el corazón. Hay algo ahí que va directo a mi infancia, algo de esa magia. No sé bien qué es pero tampoco quiero averiguarlo. La magia es magia porque no se explica 😉 . De manera que en el viaje a Buenos Aires donde también pasamos por Dos clásicos de la gastronomía porteñaEl Ateneo Grand Splendid y el Café Tortoni, le tocó visita. Fue un domingo verde porque el Jardín Japonés era mi pendiente. Es también muy conocido en la ciudad y hacía rato tenía ganas de recorrerlo.

 

Jardín Botánico Carlos Thays

Este jardín fue propuesto y diseñado por el arquitecto paisajista Carlos Thays en 1892 y abrió al público seis años más tarde en 1898. Casi cuarenta años después de su apertura, fue bautizado con el nombre de su creador.

 

 

Pasando la zona del mariposario y adentrándose un poco más por los pasajes del jardín, encentramos un gran sector de cactus y suculentas. Están distribuidos entre invernaderos y el aire libre. Varios protegidos con rejas.

 

 

Dejando atrás este hermoso espacio, seguimos paseando por los senderos que nos llevan a conocer la planta de la yerba mate antes de que termine en el paquete, algunos sectores reservados para asuntos educativos y los cerezos del jardín. Es domingo a la mañana y hay bastante gente disfrutando de este día nublado que fue especial para sacar fotos.

 

 

Jardín Japonés

El 2017 es el año en el que este jardín, que se encuentra en el barrio de Palermo, cumple 50 añitos. En el año 1967 se inauguró para marcar un hito: la primera visita a Argentina de un miembro de la familia del imperio japonés. Dentro de él se desarrollan actividades que tienen que ver con la cultura de Japón. Hay restaurante y una sala donde se exponen diferentes costumbres de su cultura. Además hay un sector donde se pueden comprar plantas, siendo los bonsai los más llamativos. No falta el lugar donde comprar recuerdos y otras opciones más informales para sentarse a comer al aire libre.

 

 

Existe una tradición japonesa que dice que el 7 de Julio es un día mágico. Ese es el único día del año en el que se encuentran las dos estrellas enamoradas. En el jardín hay sectores en donde te invitan a pedir tu deseo de amor para que las estrellas te ayuden a cumplirlo. Las fotos que siguen te lo muestran.

 

 

Y las que van a continuación no tienen menos magia. Son del pasaje de cerezos. Mi sector preferido del paseo. El corazón se me salía por lograr captar tanta belleza.

 

 

Espero que hayan llegado hasta el final y hayan disfrutado de estos dos paseos. Una entrada extensa en imágenes que compensé con poquitas palabras 😉

 

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Responder Irene noviembre 24, 2017 at 08:16

    Qué lindos los cerezos en flor! Sakura porteña!! Los jardines son lo más! Gracias por este paseo!

    • Lula
      Responder Lula noviembre 25, 2017 at 17:59

      Síiiii son hermosos!! Son bocanadas de cosas lindas en medio de tanto lío en la ciudad. Me alegro mucho que te haya gustado! Gracias por leerme!

    Dejá un comentario