Sabores

Postre navideño

diciembre 19, 2017

 

Vamos por el ¡cuarto! post que tiene que ver con la época navideña y hoy vengo a dejar una receta bien fácil y deliciosa. Es para hacer con productos de estación (de estación de este lado del mundo) y es de Juliana López May. Tengo todos sus libros y me gusta ver sus publicaciones en revistas o donde sea que aparezca. Así que para seguir con la tradición, esta vez tampoco encontré la receta exacta. Todas las que encontré después de revolver mi biblioteca culinaria tienen variaciones a lo que yo recordaba así que lo que hoy les dejo, es mi versión. Van los pasos de manera muy muy informal, como te lo dice una amiga, no una cocinera 🙂 (Excepción: que tu amiga sea cocinera).

Qué necesitás:

– Duraznos, damascos, cerezas, frutillas, ciruelas. Lo que sea que consigas en la verdulería de este tipo de frutas de estación.
– Manteca.
– Algún vino dulzón o licor. El alcohol que suelas usar para cocinar.
– Azúcar.
– Especias. Lo que te guste. Yo usé anís estrellado, ramas de canela, clavo de olor, cardamomo, vainas de vainilla. Las cantidades según te guste más o menos. Por ejemplo, de clavo de olor y anís usé poquito; de vainilla, más.

Qué podés agregar:

– Helado de americana. Ésta fue mi opción.
– Crema.
– Queso crema con crema.

 

 

Para empezar, después de lavar bien las frutas, hay que cortarlas en mitades y descarozarlas. Deshuesarlas, descorazonarlas sin piedad. Algo que la cocinera dice (y yo no hago caso) que puede que convenga (por algo lo dice la cocinera), es que las frutas no tienen que estar tan maduras. Más bien duritas. Bueno, yo las uso maduras porque no me gusta hacer cara de limón cuando como. En fin, te dejo para que elijas la instrucción o la gana.

Una vez hecho el trabajito, van panza arriba sobre una fuente que luego irá al horno. Ahora se le hace lluvia de azúcar a gusto (según si te gusta más o menos dulce) y sobre cada mitad o sobre la mitad de las frutas más gandes, se le coloca un pedacito de manteca. Te queda así:

 

 

Es el momento de regar las frutas. Yo usé un vino fortificado pero como te decía, lo que suelas a usar para hacer tortas y postres. Y por último, repartir las especias que quieras sobre la preparación. Una vez completados los pasos, va a horno medio aproximadamente entre 20 y 30 minutos. Lo ideal es ir controlando y pinchando las frutas hasta que tengan la consistencia que te gusta.

 

 

Cuando lo saques del horno el aroma de las frutas que ya largaron su jugo y se mezcló con el almíbar te va a enloquecer. En este punto tenés que tener cuidado de no quemarte la lengua porque vas a querer probarlo ¡ya! Se pueden comer calientes o frías. Al momento de servirlas es una buena opción acompañarlas con las sugerencias que te di más arriba. Yo elegí helado de crema americana porque me parece interesante refrescar las frutas. Me da la sensación que con crema se hace un poco más pesado pero va en gustos.

 

 

Espero que te haya gustado esta receta (que es bien fácil). Como te habrás dado cuenta, las cantidades “las dejo a tu criterio”. Seguro que es un postre para aportar a la mesa de postres de la familia, así que comprá las cantidad de frutas que te parezca y el resto lo calculás. ¡Bon appétit!

 

También puede interesarte

2 Comentarios

  • Responder Irene diciembre 19, 2017 at 09:38

    Mmm! lo que me gustan los postres con fruta!!…con un poco de suerte.. quizás lo pruebe!!??..que pases muy buenas ( y golosas) fiestas
    ?????

    • Lula
      Responder Lula diciembre 27, 2017 at 14:00

      Jaja! Felicidades, Irene! Seguro que sí!! 😉

    Dejá un comentario